Skip to content

Panorama jurídico del teletrabajo en Francia

Panorama jurídico del teletrabajo en Francia

La obligación del teletrabajo en Alemania expira el 20 de marzo de 2022. Por el momento queda por ver si un cambio flexible, es decir, un modelo de trabajo híbrido, se convertirá en algo habitual en las empresas o si la vuelta al trabajo presencial sea inminente. Pero echemos un vistazo a nuestro país vecino y veamos cómo abordan allí el tema del trabajo desde casa.

 

El teletrabajo está regulado por la ley en Francia, en comparación con otros países. El marco jurídico se encuentra principalmente en los artículos L. 1229-9 y siguientes del Código del
Trabajo. Se remonta a la Ley del 22 de marzo de 2012, modificada por el Decreto no 2017-1387 del 22 de septiembre de 2017. El trabajo remoto es una actividad profesional que puede
realizarse total o parcialmente fuera de los locales de la empresa a petición del trabajador o del empresario. En este caso, los trabajadores se benefician de garantías especiales.

 

¿Qué es el teletrabajo?

El teletrabajo es una forma de organización laboral basada en las tecnologías de la información y de la comunicación. El trabajo remoto permite o requiere que el empleado trabaje fuera de
los locales de la empresa. Por lo tanto, el empleado puede trabajar o en su casa o en un centro de desk-sharing*.

*Un centro de desk-sharing es un espacio de oficina equipado con ordenadores, que se pone a disposición de los empleados de diferentes empresas o administraciones, si viven lejos de su
empresa o, por ejemplo, tienen un trabajo nómada.

 

La implementación del teletrabajo

El teletrabajo se establece ya sea en el marco de un convenio colectivo, basado en el resultado de las negociaciones entre los interlocutores sociales (empresarios y trabajadores), o en el
marco de un estatuto elaborado por los empresarios tras consultar con el CSE (Comité Social et Économique), si existe. En ausencia de un estatuto o de un convenio colectivo, ambas partes se ponen de acuerdo sobre la aplicación del trabajo remoto, formalizando su acuerdo de alguna manera.

En Francia, existen dos formas de teletrabajo: :

  • De forma regular, el teletrabajo permite un horario de trabajo regular. Este acuerdo se establece en el convenio colectivo o en el estatuto elaborado por el empresario tras
    consultar al CSE (si lo hay)..
  • Ocasionalmente, el teletrabajo permite dicha regulación en circunstancias excepcionales (por ejemplo, la epidemia del COVID-19).  

Nota: en circunstancias excepcionales (por ejemplo, en caso de epidemia inminente), el teletrabajo puede ser decretado también sin el consentimiento de los trabajadores. Esta
disposición también se aplica en casos de fuerza mayor. Estas medidas pueden adoptarse para garantizar la continuidad de la empresa y la protección de los trabajadores.


La organización del trabajo

El convenio colectivo o el estatuto elaborado por el empresario deberá especificar los siguientes elementos:

  • Lugares elegibles para el teletrabajo
  • Condiciones para cambiar al teletrabajo (por ejemplo, en caso de contaminación medioambiental) y para volver a un contrato de trabajo sin modalidad a distancia
  • Cómo el trabajador acepta las condiciones para la implementación del teletrabajo
  • Cómo poder controlar el tiempo de trabajo o regular la carga de trabajo
  • Determinación de las franjas horarias en las que el empresario puede contactar habitualmente con el trabajador en el marco del trabajo a distancia

 

Obligaciones de los empresarios y derechos generales de los trabajadores

El trabajador a distancia es un empleado de la empresa. Esta persona tiene los mismos derechos individuales y colectivos que todos los demás trabajadores:

  •  Acceso a la formación
  • Respeto de la vida privada
  •  Derecho a la separación entre la vida laboral y la privada (por ejemplo, apagando el teléfono móvil del trabajo)
  •  Salud y seguridad en el puesto de trabajo
  •  Acceso a las actividades sociales de la empresa, a la información sindical, a los beneficios sociales (por ejemplo, vales de comida, vales de vacaciones)
  • Finalización del teletrabajo
  • El trabajador tiene prioridad para ocupar o reincorporarse a un puesto de trabajo no a distancia que se corresponda con sus cualificaciones y competencias profesionales.

 

El empresario debe informar al trabajador de la disponibilidad de dicho lugar de trabajo. Además, el trabajador tiene derecho a rechazar el trabajo a distancia. Esto no constituye un motivo de rescisión del contrato de trabajo. Cuando los trabajadores aceptan el trabajo a distancia, los empresarios deben organizar una reunión anual para discutir las condiciones de trabajo y la carga de trabajo del empleado. Además, los empresarios están obligados a informar a los trabajadores de cualquier restricción en el uso de equipos o herramientas informáticas o servicios de comunicación electrónica, y de que pueden imponerse sanciones en caso de incumplimiento. También, los empresarios deben reembolsar los gastos en que incurran los trabajadores en la ejecución del contrato de trabajo. Este reembolso puede efectuarse o bien en función de los gastos reales y comprobados de los trabajadores (recibos de facturas) o mediante el pago de una suma global.


Más información

Se considera accidente laboral el que se produzca en el lugar de trabajo a distancia, durante el desempeño de las actividades profesionales.


Fuente: https://www.service-public.fr/